Twitter  Facebook  Mail
Buscador de Películas
VER LA CARTELERA DE CINE
VER LA CARTELERA DE TELEVISIÓN


INFORMACIÓN DE LOS CINES DE LA CIUDAD


  • Dulces Sueños
    de Marco Bellocchio

    Turín, 1969. La idílica niñez de Massimo, 9 años, se quiebra por la misterio...
  • Z La Ciudad Perdida
    de James Gray

    Durante siglos, los europeos discutieron la existencia de una antigua civilizaci...
  • La Casa de las Masacres
    de Tony Valenzuela

    Durante una noche de junio de 1912, ocho personas -una madre, un padre, sus cuat...
  • Los Tallos Amargos
    de Fernando Ayala

    Historia de un crimen perfecto que sólo falla en la conciencia moral del que lo...
EN CARTÉL | CARTELERA DE CINE
Whisky

HORARIOS de TELEVISION
Cine.AR Viernes 19 de Mayo a las 20:00 Hs.
HACE TUS COMENTARIOS
LEE LA CRITICA DE ESTA PELICULA (clic para ampliar)
Por Maia Ferro

Tras haber ganado varios premios en festivales y pasar por Cannes, se estrena en el país este film Uruguayo de los directores Juan Pablo Rebella y Pablo Stoll, cine que desconocemos bastante por su escasez de producción y por problemas de exhibición que no vale la pena ahondar.

Jacobo tiene una fábrica de medias en donde trabajan tan sólo tres empleadas, entre ellas Marta, con la que sólo tienen un trato laboral. Pero la llegada de su hermano cambiará la situación, este hombre reacio e indiferente le pide a Marta que se haga pasar por su esposa en la estadía de su hermano. En un comienzo todo sigue apático y frío, pero Marta tras vivir una vida rutinaria sin demasiados cambios, le empezará a tomar el gustito a esta farsa en la que, de un día para otro, encuentra experiencias diferentes. Jacobo acostumbrado a convivir sólo con su madre, fallecida hace poco, tendrá que acostumbrarse a esta breve pero nueva convivencia.

De silencios y tomas estáticas, la película cobra un tono simpático con momentos sutilmente cómicos, y escenas absurdas a pesar de tratarse de un drama.
Los personajes son solitarios y mediocres interpretados acertadamente por actores bien elegidos por sus rostro y sus tonos paralizados, en el que por momentos hace recordar a los personajes de Perrone y otras veces las escenas evocan un estilo Sorín.
Una película bien hecha y una buena oportunidad para ver algo del cine Uruguayo que pocas veces se nos presenta, pero no esperen un estilo demasiado marcado o propio de ese país.