Twitter  Facebook  Mail
Buscador de Películas
VER LA CARTELERA DE CINE
VER LA CARTELERA DE TELEVISIÓN


INFORMACIÓN DE LOS CINES DE LA CIUDAD


  • Secretos Ocultos
    de Sergio G. Sánchez

    Un joven y sus cuatro hermanos menores, han mantenido en secreto la muerte de su...
  • Los Inquilinos
    de Brian O'Malley

    Un cuento gótico de horror situado en la Irlanda rural de principios del siglo ...
  • Rex
    de Fernando Basile

    Atormentado por las dudas sobre su origen, REX huye de su casa. Esa misma noche ...
  • Suburbicon: Bienvenidos al Paraíso
    de George Clooney

    Suburbicon es una comunidad suburbana pacífica e idílica con casas asequibles ...
EN CARTÉL | CARTELERA DE CINE
Tus Santos y tus demonios

HACE TUS COMENTARIOS
LEE LA CRITICA DE ESTA PELICULA (clic para ampliar)
Por Nerina Ornella

La película es evidentemente autobiográfica y muy intensa en los momentos precisos de diálogo. La violencia tratada en diferentes aspectos, familiar y social. Una película con una dinámica parecida al director norteamericano Spike Lee, ya sea desde la temática hasta el uso de cámara en mano. Una historia simple pero con grandes interpretaciones por parte de los protagonistas. Un Chazz Palmintieri como pocas veces se lo ha visto, muy bien acompañado por Dianne Wiest en el papel de la mamá del joven Dito. Robert Downey Jr en otra memorable actuación. Las escenas de Dito joven con sus amigos me parecieron muy vistas en otros films, las pandillas, las diferentes clases de inmigrantes. Tal vez tamaña violencia haya sido verdad en ese lugar, el buscar el mínimo gesto para pelear, el demostrar superioridad del hombre sobre el hombre. Resumiendo hay muchas cosas que no han variado en la sociedad, la historia sucede en los 80 y parece filmada en el 2008. La relación padre-hijo-amigo es muy fuerte ya sea en los sentimientos transmitidos: el padre que tengo, el padre que merezco, el que no merezco, el cariño, el anhelo del ser amado y querido por otro, las comparaciones inevitables. Todo eso reflejado en duelos actorales díficiles de definir. Y por último, en el final de la vida de alguien llega el momento de enfrentar la vida, de verse de nuevo las caras y por que no, de decirse lo que nunca se pudo hasta ese día. Nuestro protagonista Dito un privilegiado en cuanto a la vida pero todos tenemos algo de santos y de demonios.