Twitter  Facebook  Mail
Buscador de Películas
VER LA CARTELERA DE CINE
VER LA CARTELERA DE TELEVISIÓN


INFORMACIÓN DE LOS CINES DE LA CIUDAD


  • La Vida Misma
    de Dan Fogelman

    Una historia de amor a lo largo de varias generaciones, con diferentes personaje...
  • Solo el Amor
    de Andy Caballero, Diego Corsini

    Emma es una joven y estructurada abogada que sigue el mandato impuesto por un pa...
  • Cold War
    de Pawel Pawlikowski

    Con la Guerra Fría como telón de fondo, “Cold War” presenta una apasionada...
  • Soledad
    de Agustina Macri

    Una dramática historia de amor basada en hechos reales. Dos amantes inmersos en...
EN CARTÉL | CARTELERA DE CINE
Solo un Sueño

HACE TUS COMENTARIOS
LEE LA CRITICA DE ESTA PELICULA (clic para ampliar)
Por Luis Maria Fittipaldi (Calific.: Muy Buena)

En lo mejor del cine melodramático está esta nueva oportunidad del director Sam Mendes, que antes había destellado con esa excepcional obra maestra llamada \"American beauty\" (Belleza americana), y luego con \"Camino a la perdición\", ahora retoma la senda correcta de filmar una historia de fricciones de pareja, la cual se ambienta -para mejor aún- en la mitad de los años 50, época por otra parte con un memorable orden de títulos semejantes a esta historia (como olvidar esos dramones de Douglas Sirk, por ejemplo!), y donde Mendes muestra su hilacha estética, artística, con una recreación respetuosa y a la vez formidable.
El matrimonio de April y Frank no da para más, ya no es tan ideal como cuando se conocieron, asoman todo el tiempo las desaveniencias, los conflictos caseros, las dudas, una cantidad de sueños postergados que llevan al replanteo casi inimaginable, o practicamente artificial de viajar a instalarse en París, para ver si todo cambia, pero otras situaciones harán dar un giro de 90 grados a esta pareja, la cual siempre parece mantener la llama sagrada de la pasión, pero como se sabe \"no hay peor ciego que el qué no quiere ver...\", y la huracanada se desata con la posible llegada de un nuevo hijo, más desencuentros, oportunidades por una lado profesionales y por otras una suma de totales frustaciones personales, un par de infidelidades, y el temor de ver claramente un futuro de insatisfacciones.
A muchos de nosotros nos ha pasado idealizar una casa, un hogar como el posible eterno y por siempre duradero, pero a veces las cosas no resultan, ya sea en los años 50, en los 80 o pasado mañana, en Connecticut, en Francia o en Catamarca. Nadie tiene la certeza de saber hasta cuando durará un amor, un matrimonio, una pareja. Y hasta los sueños así suelen deshacerse, evaporarse, dejándo pasar lo real de las cosas. Por eso el futuro siempre es una gran incógnita.

Di Caprio muestra lo buen actor que es, pero aún así gana lejos con sus miradas, expresividad y nervio, esa gran talentosa llamada Kate Winslet que está increible una vez más.
Los momentos inolvidables tambien le pertenecen a las pocas intervenciones que hace Michael Shannon -fué candidato al oscar a mejor actor de reparto por esta brillante actuación-, quién interpreta a un insano, un demente que parece siempre estar diciendo todas las verdades del mundo. En una cartelera que recibe exitosamente ese bodrio llamado \"Sleumdog millonaire\", cabe también esta magistral, escéptica, raspante obra cinematográfica no apta para forzados optimistas de esta vida cruel y es mucha.