Twitter  Facebook  Mail
Buscador de Películas
VER LA CARTELERA DE CINE
VER LA CARTELERA DE TELEVISIÓN


INFORMACIÓN DE LOS CINES DE LA CIUDAD


  • El Gran Simulador
    de Nestor Frenkel

    René Lavand, el mago argentino de fama mundial especializado en cartomagia, que...
  • Que sea Ley
    de Juan Solanas

    En América latina, 300 millones de personas gestantes no tienen derecho a inter...
  • Quién Mató a mi Hermano?
    de Ana Fraile, Lucas Scavino

    Familiares y amigos ponen al descubierto las responsabilidades del Estado en la ...
  • Varda por Agnès
    de Agnès Varda

    Agnès Varda, fotógrafa, artista de instalaciones y pionera de la Nouvelle Vagu...
EN CARTÉL | CARTELERA DE CINE
Sol de noche

HACE TUS COMENTARIOS
LEE LA CRITICA DE ESTA PELICULA (clic para ampliar)
Por Elbio Córdoba

Dir: Pablo Milstein y Norberto Ludin
Documental correcto, prolijo y emotivo, sobre la desaparición de personas en Jujuy y la vinculación de esos hechos con el poder económico que, en esas tierras, detenta el ingenio Ledesma. Es un conjunto de testimonios de protagonistas, acompañados por documentos de época, voz en off, fotografías de desaparecidos, registro sobre el trabajo en el ingenio y paseos por los bellos paisajes jujeños con epicentro en Libertador General San Martín. En su mayoría, estos recursos expresivos sostienen el relato de manera eficiente. Lo único que tal vez sobra es la voz en off de Eduardo Aliverti que, por sumar opiniones, resta tensión (aunque esto no afecta gravemente el producto final).
Una peluquería llamada \"La tijera mágica\", una bicicleta que promete \"Reparación de cocinas\", un kiosco llamado \"El Gráfico\", un camión lleva hombres como ganado a trabajar durante doce horas en el ingenio (un camión como los que llevaban hombres a la muerte años atrás). Una mujer de pañuelo blanco ronda sola por la plaza del pueblo. Estampas fantasmas para el ojo nuestro. Identificación argentina con una desgracia tan cercana que todavía duele. Y duele tanto que todavía no hay ficciones que se le animen con solvencia.
Imperdibles testimonios de un capataz convencido de su labor profiláctica en el sistema de afirmación de injusticias y de un sacerdote católico seguro de que la culpa de los desaparecidos es de sus padres por haberles dado \"tanta libertad\". Así, no sorprende la sorpresa de un amigo de Luis (el desaparecido protagonista de esta historia) porque \"yo nunca lo vi en nada raro\".
Lo \"raro\" de Luis Aredez es que, por ejemplo, siendo intendente fue el primero en cobrarle impuestos a la empresa Ledesma. Es raro para quienes aceptan la lógica de que haya pobres y ricos sin que nada lo modifique. Lo raro de Aredez es que era un hombre coherente y de principios. Algo tan raro que todavía hoy se castiga.-