Twitter  Facebook  Mail
Buscador de Películas
VER LA CARTELERA DE CINE
VER LA CARTELERA DE TELEVISIÓN


INFORMACIÓN DE LOS CINES DE LA CIUDAD


  • Secretos Ocultos
    de Sergio G. Sánchez

    Un joven y sus cuatro hermanos menores, han mantenido en secreto la muerte de su...
  • Los Inquilinos
    de Brian O'Malley

    Un cuento gótico de horror situado en la Irlanda rural de principios del siglo ...
  • Rex
    de Fernando Basile

    Atormentado por las dudas sobre su origen, REX huye de su casa. Esa misma noche ...
  • Suburbicon: Bienvenidos al Paraíso
    de George Clooney

    Suburbicon es una comunidad suburbana pacífica e idílica con casas asequibles ...
EN CARTÉL | CARTELERA DE CINE
Negocios Entrañables

HACE TUS COMENTARIOS
LEE LA CRITICA DE ESTA PELICULA (clic para ampliar)
Por Elbio Córdoba

Dir: Stephen Frears

Humor negro para traducir Dirty Pretty Things, título original de esta película cuya intriga se teje sobre el tráfico de órganos. Al tema lo constituyen extranjeros en Londres y la película es una especie de oda a la globalización marginal o a la marginación multinacional que surge a partir de la globalización, las maravillas del capitalismo y del primer mundo.
Los personajes principales son un nigeriano, una turca y un chino que se enfrentan a un español. El nigeriano es médico pero trabaja en un taxi y en un hotel, no tiene domicilio fijo y casi no duerme. La chica turca se enamora del nigeriano (\"¿Amor? Para nosotros sólo existe la supervivencia\", dice él) y baja los brazos (\"Mi Dios ya no me quiere\", dice ella). El español compra órganos de inmigrantes a cambio de pasaportes del primer mundo (\"Es un negocio basado en la felicidad\", afirma.)
Como es una historia de aprendizaje, vemos a los protagonistas de rodillas en varias ocasiones. Deben aprender a ponerse de pie y, en la mayoría de los casos, huir. Personajes invisibles, submundo de extranjeros que crean sus propios límites y estrategias. \"¿Hasta cuando vamos a seguir así?\", pregunta la chica. \"Hasta que el mundo mejore\", dice el hombre. \"¿Cómo no los he visto antes?\", pregunta alguno. \"Somos invisibles. Manejamos sus taxis, limpiamos sus mugres y mamamos sus penes\", contesta el nigeriano.
Muy buenas actuaciones. Excelente dirección de fotografía. Una muy buena película que no decae en ningún momento, que se sostiene por la dureza del tema pero, sobre todo, por la habilidad para narrar que vuelve a demostrar Sthepen Frears.-