Twitter  Facebook  Mail
Buscador de Películas
VER LA CARTELERA DE CINE
VER LA CARTELERA DE TELEVISIÓN


INFORMACIÓN DE LOS CINES DE LA CIUDAD


  • QTH
    de Alex Tossenberger

    Durante la Guerra de Malvinas, un grupo formado por un suboficial, un cabo y dos...
  • Nadie Nos Mira
    de Julia Solomonoff

    Nico, de 30 años, abandona una prometedora carrera actoral en Argentina, luego ...
  • Camila
    de María Luisa Bemberg

    La historia real del romance entre Camila O'Gorman y el sacerdote Ladislao Guti...
  • La Tregua
    de Sergio Renán

    Un cincuentón oficinista, simple y viudo se enamora de una compañera de trabaj...
EN CARTÉL | CARTELERA DE CINE
La Vida Secreta de las Palabras

HACE TUS COMENTARIOS
LEE LA CRITICA DE ESTA PELICULA (clic para ampliar)
Por Luis Maria Fittipaldi

Una mujer joven, controvertida y de solitario padecer es requerida por un superior que le pregunta porque no se ha tomado vacaciones en 4 años, razón por la cual es obligada a tomárselas por un mes. A pocas horas de haberse ido con su mochilita a un pueblito costero, oye en un bar que para una emergencia se necesita una enfermera. La chica no duda en ofrecerse y así va a parar a una plataforma petrolífera que se observa lejana desde la costa pueblera, y donde apenas habitan unos pocos hombres. Allí deberá hacerse cargo de un operario que ha sufrido un accidente y quedado momentáneamente ciego. Arranca esta historia donde todos parecen esconder, arrastrar, manifestar plenamente el rigor de un pasado oscuro, duro, dramático, en donde el valor de la comunicación humana pasa a otro plano: el de las verdaderas palabras. El pasado nos doblega, nos tortura, nos quema, lo padecemos, lo sentimos , nuestras heridas forjadas en él nos siguen llagueando, lacerando, los recuerdos nos obsesionan, y acorralan, y uno parece no tener oportunidad de pisarlo. Paradójicamente eso es la vida y la realizadora catalana Isabel Croixet lo sabe, por ello este filme es un manifiesto de celebrar la vida. Estamos como estamos porque somos permeables pero siempre la vida puede cambiar para bien, como la de estos dos protagonistas, una medida y conmovedora Sarah Polley, y un no menos relevante Tim Robbins. Javier Cämara es un cocinero anexado a la historia y la siempre eterna Julie Christie juega un mínimo papel con maestría de grandisima actriz. Un relato profundo, como ese mar que acosa la plataforma con sus 25 millones de olas -así lo cuenta el personaje de un oceanógrafo-, pero tambien es un filme que nos reconforta con el genuino cine.