Twitter  Facebook  Mail
Buscador de Películas
VER LA CARTELERA DE CINE
VER LA CARTELERA DE TELEVISIÓN


INFORMACIÓN DE LOS CINES DE LA CIUDAD


  • Apuesta Maestra
    de Aaron Sorkin

    Molly Bloom una joven y carismática esquiadora que aspiraba a llegar a los jueg...
  • Luna: una Fábula Siciliana
    de Fabio Grassadonia, Antonio Piazza

    En un pequeño pueblo siciliano, Giuseppe, un chico de 13 años, desaparece. Lun...
  • El Pasajero
    de Jaume Collet-Serra

    Durante su trayecto habitual de vuelta a casa, un hombre de negocios se ve envue...
  • Arpón
    de Tom Espinoza

    El señor Argüello es el director de una escuela. Día a día revisa las mochil...
EN CARTÉL | CARTELERA DE CINE
El Paraíso ahora

HACE TUS COMENTARIOS
LEE LA CRITICA DE ESTA PELICULA (clic para ampliar)
Por Tomás Sala

En “El Paraíso ahora” se hacen presentes temas tan candentes como actuales sobre el contexto de crisis y enfrentamiento diario, y a esta altura histórico, entre Israel y Palestina. El director de este filme, de origen palestino, más de una vez hace bajadas de línea, aunque de modo sutil, poco a poco. No busca ir al frente de una, al igual que toda la trama, desarrollada pausadamente, con climas tensos que van in crescendo promediando el relato. Tal vez por el tema, polémico para muchos, es que la Academia no se atrevió a premiar una propuesta de estas características, por temor a que otros lean entrelineas que el Premio toma postura por uno de los dos bandos…
No hay dudas de que éste es un filme inteligente e interesante, que muestra la idiosincrasia de un pueblo regido por una religión con mandatos muy particulares, y signada por una lucha sin fin, que da lugar a varias discusiones dentro del relato, entre ellos, si el paraíso es el lugar que brinda un Dios luego de cometer un atentado, o si se puede luchar desde otro lugar, con vida, a través de los derechos humanos o los tratados pacíficos, por ej. Eso es “El Paraíso ahora”, una película que no excluye al espectador del drama vivido en aquellas latitudes, que le exige a ese espectador una postura, una toma de conciencia, una decisión, que puede ser tan importante como crucial.