Twitter  Facebook  Mail
Buscador de Películas
VER LA CARTELERA DE CINE
VER LA CARTELERA DE TELEVISIÓN


INFORMACIÓN DE LOS CINES DE LA CIUDAD


  • De Repente en el Verano
    de Joseph L. Mankiewicz

    1937, una rica viuda, la señora Venable, ofrece al Dr. Cukrowicz los fondos par...
  • La Espía Roja
    de Trevor Nunn

    Joan Stanley (Judi Dench) es una encantadora anciana que jamás ha levantado nin...
  • Había una Vez en Hollywood
    de Quentin Tarantino

    La película se centra en el panorama cambiante de Hollywood a finales de los a...
  • Ricordi ?
    de Valerio Mieli

    Una larga historia de amor, vista a través de los recuerdos de una joven pareja...
EN CARTÉL | CARTELERA DE CINE
El Ojo

HACE TUS COMENTARIOS
LEE LA CRITICA DE ESTA PELICULA (clic para ampliar)
Por Martin Giacone

La película parte de una premisa inquietante y que más de uno alguna vez se habrá preguntado, ¿Qué siente una persona ciega? ¿Cómo será volver a ver? ¿Es posible pasar de la oscuridad total a la luz sin sufrir un proceso traumático?.
Una joven se realiza un transplante de córnea y luego de varios días de incertidumbre, comienza a distinguir el mundo y sus figuras, pero esto también le traerá sus peligros.
La historia está muy bien confeccionada a nivel guión y la dirección a cargo de los Pang brothers goza de muy buen pulso, logrando efectividad en cada una de las intervenciones espectrales. Los climas están construidos con solidez y una estilización visual alucinante, demostrando que cuando se usa la tecnología al servicio de un relato y no al revés, los resultados pueden ser muy convincentes.
El film se podría ver como una relectura de “Sexto sentido” y “La doble vida de Verónica”, donde la protagonista además de ver gente muerta, tiene una curiosa relación especular con otra mujer muy parecida a ella (en varios aspectos).
El uso de la música es muy significativa y colabora alimentando tensión en cada escena. También es muy rescatable el uso del fuera de foco que ayuda a que cada aparición fantasmal sea más tenebrosa. La película no decae en ningún pasaje y consigue asustar en serio a pesar algún golpe de efecto aislado. El tema del karma, el suicidio, y el de poseer un don que a veces se convierte en maldición (sino ver final) sobrevuela la película y fortalece la trama sin dañarla. Siendo temas tan propensos al mal manejo en esta ocasión son tratados sin ningún didactismo. Y como si esto fuera poco hay tiempo para una historia de amor.
Vayan espectadores, con ánimo de horror y pasen una buena velada. Imperdible la escena cuando exorcisan la casa de la joven y ella en otro lado toca el violín y la del epílogo (no les cuento que para no arruinarla).