Twitter  Facebook  Mail
Buscador de Películas
VER LA CARTELERA DE CINE
VER LA CARTELERA DE TELEVISIÓN


INFORMACIÓN DE LOS CINES DE LA CIUDAD


  • Infierno Grande
    de Alberto Romero

    La historia de María, una maestra de pueblo de la provincia de La Pampa, y su c...
  • El Bosque de los Perros
    de Gonzalo Javier Zapico

    Una joven de 35 años vuelve a su pueblo natal después 15 años. Su llegada rem...
  • La Viuda
    de Neil Jordan

    Después de encontrar una cartera en el Subterráneo de Nueva York, Frances (Chl...
  • El Hijo
    de Sebastián Schindel

    Lorenzo, un bohemio pintor cincuentón, se encuentra ansioso por la llegada de s...
EN CARTÉL | CARTELERA DE CINE
El Ardor

HACE TUS COMENTARIOS
LEE LA CRITICA DE ESTA PELICULA (clic para ampliar)
Por Luis María Fittipaldi

Un Paraíso para los Malditos:


Desde el primer fotograma en silencio y con la potencia de las imagenes fílmicas, el espectador queda deslumbrado con esta suerte de folletín folclórico-pasional, con mucho de \"Culebrón\" televisivo, con la enormidad de los paisajes misioneros, con dos estrellas internacionales que actúan bien y parecen amadas por la cámara: el mejicano Gael Garcia Bernal y la brasilera -hoy ganada por Hollywood-: Alice Braga.
Más virtudes son que dirige un argentino destacado (Pablo Fendrik), hay en la trama unos desalmados villanos ajustados -y lo bueno: sin excesos de sobreactuación- como Claudio Tolcachir y Jorge Sesán -, redondeando a la vez una estupenda fotografía, una música notable, y una intensidad que va desde el western despiadado, hasta el erotismo y lo testimonial del cine de Armando Bó -aunque sin su ingenuidad-, del relato mágico a lo Horacio Quiroga, hasta el misterio cercano a \"Cat People\" de Jacques Tourneur. Y por sobre todo en el guión hay una economía de palabras fabulosa, donde resalta, deslumbra, nos gusta la fuerza y belleza de las imágenes. El eje central es sin dudas el tema duro y urticante de la posesión de tierras, la presión a los colonos habitantes que les dan gente armada y pesada,que obedecen a importantes terratenientes o grandes firmas comerciales, conocido drama desde siempre que sufren en casi toda Latinoamérica, y que se hace imparable.