Twitter  Facebook  Mail
Buscador de Películas
VER LA CARTELERA DE CINE
VER LA CARTELERA DE TELEVISIÓN


INFORMACIÓN DE LOS CINES DE LA CIUDAD


  • Volver a Boedo
    de Sergio Criscolo

    La lucha por volver al barrio, casi 40 años después de haber sido expulsados d...
  • Todo el año es Navidad
    de Néstor Frenkel

    Hay muchas películas sobre navidad. Muchísimas, demasiadas quizás. Pero ésta...
  • Esto no es un Golpe
    de Sergio Wolf

    Reconstruye los hechos políticos y militares apelando tanto a material de archi...
  • Piazzolla: Los Años del Tiburón
    de Daniel Rosenfeld

    Un viaje visual y evocativo hacia el centro de la vida y la música de Ástor Pi...
EN CARTÉL | CARTELERA DE CINE
Argentina Latente

HACE TUS COMENTARIOS
LEE LA CRITICA DE ESTA PELICULA (clic para ampliar)
Por Maia Ferro


En el 2004 Pino Solanas nos presentó el documental Memoria del saqueo, dónde relataba las vías del desastre de la crisis del 2001. En el 2005, con La dignidad de los nadies, nos mostró la resistencia y solidaridad de las víctimas, hoy , dos años después, con este nuevo documental: Argentina Latente, relata, con una mirada más esperanzada y positiva, la reconstrucción de un país lleno de labor científico e industrial.

Propio de la marca de Pino Solanas, el film, se divide en capítulos donde va recorriendo con un lente gran angular diferentes paisajes de todo el país. Aproximándose a una road movie, con numerosas imágenes aéreas y cámara en mano, transita por fábricas -algunas cerradas, otras funcionando como cooperativas-, escuelas, facultades, institutos científicos, hilando con entrevistas a sus directivos y especialistas.
Con una clara postura política -propia del director que desde la recordada La Hora de los hornos- Pino nos convence de que en el país se puede. Nos exhibe una Argentina llena de recursos y personas capacitadas para lograr lo que se quiera, e insinúa que los desastres dejados por algunos políticos de a poco pueden irse mejorando.
Esta vez, a diferencia de los dos documentales anteriores, no se queda en la capital del país, sino que viaja a varias provincias, mostrándonos cómo en el interior desbordan algunas especialidades que compiten en el mercado mundial.

Cada vez que veo un documental en el cine, me sigo sorprendiendo – no tanto cuando giro la cabeza en mi butaca y veo tan solo tres personas – pero esta costumbre de estrenar algunos documentales en la pantalla grande es bastante reciente y esto me alegra. Más cuando se trata de un documental como este, donde se valoran los recursos de un país donde los habitantes suelen tener una mirada un poco desesperanzada