Twitter  Facebook  Mail
Buscador de Películas
VER LA CARTELERA DE CINE
VER LA CARTELERA DE TELEVISIÓN


INFORMACIÓN DE LOS CINES DE LA CIUDAD


  • Prisioneros de una Noche
    de David José Kohon

    Una sola noche es suficiente para que dos almas perdidas se condenen a un encuen...
  • Una Buena Mentira
    de Philippe Falardeau

    Un joven refugiado de la guerra civil sudanesa consigue reubicarse en los Estado...
  • Boyhood
    de Richard Linklater

    Se trata de un viaje único y particular, que muestra la alegría de la infancia...
  • La Esposa Prometida
    de Rama Burshtein

    Historia de una familia ortodoxa judía de Tel Aviv. Shira, de 18 años, está p...
Emprendedores LA Business Club

EN CARTÉL | CARTELERA DE CINE
Secreto en la Montaña

HACE TUS COMENTARIOS
LEE LA CRITICA DE ESTA PELICULA (clic para ampliar)
Por Maia Ferro

Caso raro si lo hay en el cine Norteamericano, historias de vaqueros gay mostrado tan explícitamente creería que no existen, por eso tanto revuelo en la critica cinematográfica. Y por eso, seguramente, los Oscar que se llevó: mejor director, mejor guión, mejor film, y mejor canción original (para uno de los nuestros); pero dejando de lado lo trivial, la película merece ser vista por varias cosas. Claro esta que difícil se hace no hablar sobre este tema, no siendo lo único que concierne a la película.

El cine de Hollywood ha tenido tremendos cambios desde sus inicios, antes mostraban entre líneas este tipo de historias y algunos espectadores atentos y cinéfilos fieles leían el mensaje, ahora, en tiempos donde todo se volvió un poco mas entendible, estos mensajes se hacen de manera más explicita. Sin embargo cuando Hoolywood decidió que el público estaba preparado para este tipo de historias las contó a su manera, los personajes eran victimas de un tremendo conflicto y estas historias no llegaban a igualarse a las otras historias de amor. Pero de a poco fue cambiando su visión junto con la visión de la sociedad y en los ochenta la necesidad de difundir el tema del Sida renació la temática.
Ahora, si bien lo lésbico está de moda, (pensemos en las series nuevas, la cantidad de videos clips y el boom de los besos entre cantantes mujeres), lo gay (entre hombres) no lo está ni creo que lo este nunca, por eso lo difícil de realizar y comercializar estas películas, más allá que cada vez se amplíe mas su público.
Hoy día que está de moda el ser abierto y tolerante, el film sirve no sólo para que los gay se sientan identificados, sino también, para que los heterosexuales conozcan este tipo de historias, las entiendan y se den cuenta que termina siendo de la misma manera que las que les competen.
Si bien acá estamos en presencia de un caso en particular, no en todos los lugares del mundo la gente se comporta de igual manera, y la época ha hecho mucho para que las cosas cambien, sin embargo el refrán sigue vigente: “pueblo chico, infierno grande”.

Es de destacar que en esta película la historia ronda lo romántico, generalmente se muestran historias ridicularizadas, grotescas o sino violentas. En ésta, por momentos, te olvidas que son dos hombres y pasa a ser una historia de amor como cualquier otra, y creo, fue unos de los objetivos del director.
Las escenas donde están juntos trasmiten la paz que sus personajes alcanzan, en las otras la ansiedad que ellos sienten retiene al espectador hasta el momento del nuevo encuentro. Los diálogos, los paisajes, los personajes hacen que no sea una película mas con sólo una temática polémica.