Twitter  Facebook  Mail
Buscador de Películas
VER LA CARTELERA DE CINE
VER LA CARTELERA DE TELEVISIÓN


INFORMACIÓN DE LOS CINES DE LA CIUDAD


  • La profecía del no nacido
    de David S. Goyer

    Casey Beldon odia a su madre por haberla abandonado de niña. Pero de una serie ...
  • Angeles y Demonios
    de Ron Howard

    A medida que el experto profesor en temas religiosos de la Universidad de Harvar...
  • Agente Internacional
    de Tom Tykwer

    Un Agente de la Interpol y la Ayudante del Fiscal del Distrito de Manhattan: est...
  • Operación Valquiria
    de Bryan Singer

    Tom Cruise es el Coronel Claus von Stauffenberg, el oficial alemán que lideró ...
Emprendedores LA Business Club

EN CARTÉL | CARTELERA DE CINE
La Masacre de Texas: El inicio

HACE TUS COMENTARIOS
LEE LA CRITICA DE ESTA PELICULA (clic para ampliar)
Por Tomás Sala

¿Qué entienden en Hollywood por la palabra “terror” a la hora de financiar un proyecto y al momento de filmarlo? ¿Hasta cuando habrá que soportar las efímeras caras perfectas de actores que no saben siquiera causar emoción o tensión con esos mismos rostros saludables? ¿Cuándo podrá destacarse un realizador, sino imponiendo un estilo, al menos intentando contar algo más que una sucesiva de escenas de pseudo terror, cada vez más macabras y sin sentido?
Sí, La Masacre de Texas, por más inicio que sea, por más vuelta de tuerca que se le dé, es un ejemplo más de los bodrios que invaden constantemente la cartelera de los cines, y que se han convertido en una pesadilla para mí, pues el solo hecho de que estén significa que hay que ir a verlos y perder tiempo para luego criticarlos, con resignación y rechazo.
Esta vez, la historia se centra en el año 1969, con un viaje del cual participan dos hermanos y sus respectivas novias, que son seguidos por una motoquera que intenta robarles, y la persecusión termina en accidente. Un sheriff es el primero en llegar al lugar de los hechos, pero no es, precisamente, un hombre que haga cumplir la ley, sino que se trata de un integrante de esa macabra familia que, según cuenta la leyenda, ha cometido treinta y tres asesinatos en Texas y alrededores. La película es una carnicería horrorosa que ensucia la pantalla con sangre en casi todas las escenas, acompañada por los agotadores gritos, gemidos y ruidos de palos, cadenas y la motosierra del “anormal” de la familia, consentido por sus seres queridos. Noventa minutos de morbo inagotable y exasperante, de palabras vanas y flojas actuaciones, de pura tortura visual y de contenido, una vergüenza del género, otra más. No vale la pena acercarse ni por un ácimo de diversión.