Twitter  Facebook  Mail
Buscador de Películas
VER LA CARTELERA DE CINE
VER LA CARTELERA DE TELEVISIÓN


INFORMACIÓN DE LOS CINES DE LA CIUDAD


  • Tiro de Gracia
    de Nicolás Lidijover

    Durante una toma de rehenes brutal en un Supermercado, se desatará un infierno ...
  • El Hombre más Buscado
    de Anton Corbijn

    Cuando un inmigrante, mitad checheno, mitad ruso, quien ha sido brutalmente tort...
  • Errata
    de Ivan Vescovo

    Ulises se levanta un día y su novia Alma no está, desapareció. A partir de es...
  • Rififi
    de Jules Dassin

    Después de cumplir cinco años de condena, Tony sale de prisión con la intenci...
Emprendedores LA Business Club

EN CARTÉL | CARTELERA DE CINE
La Llave Maestra

HACE TUS COMENTARIOS
LEE LA CRITICA DE ESTA PELICULA (clic para ampliar)
Por Elbio Córdoba

Bien adentro de una idea genérica que yo calificaría como de “terror suave ya bastante anacrónico”, “La llave maestra”, dirigida por Iain Softley, toma el cuento infantil de “Barbazul” y la trama de “El bebé de Rosemary” de Polanski y los funde en una historia contemporánea sin sumar mucho a la cuestión. Cumple sin sacar los pies del plato con todas las órdenes narrativas que desde hace varios siglos la literatura viene planteando para una historia de este tipo.
Expone al personaje en su situación inicial, una protagonista que ama a los ancianos y, por lo tanto, la veremos envuelta en el conflicto por ese detalle que la caracteriza, el personaje tiene un auxiliar que le sirve de confidente para que el espectador se vaya enterando de los peligros a los que se enfrentará, el primer paso del personaje es el alejamiento hacia un lugar desconocido, vieja casona entre árboles (el bosque como siempre es el lugar del peligro).
La lista de la obediencia debida a la narrativa clásica es larga. Lugar al que llega el personaje tiene que entrar porque nadie responde, las puertas chillan, hay una estación de servicio con seres extraños, la protagonista va de susto en susto en una estructura de detective que va descubriendo lugares cerrados en los que va poco a poco descubriendo el secreto que se esconde en un altillo, los espejos son puertas a otros mundos, al final llega el momento de la lucha cuerpo a cuerpo y, como siempre, el mal no se muere.
Kate Hudson cumple con lo suyo y más o menos lo mismo puede decirse de Gena Rowlands, en una producción a la que le faltaron las ideas para una puesta en escena un poco más decorosa.