Twitter  Facebook  Mail
Buscador de Películas
VER LA CARTELERA DE CINE
VER LA CARTELERA DE TELEVISIÓN


INFORMACIÓN DE LOS CINES DE LA CIUDAD


  • Tres Días para Matar
    de McG

    Un ex agente del servicio secreto que está atravesando una enfermedad terminal ...
  • Non stop: Sin Escalas
    de Jaume Collet-Serra

    Durante un vuelo que se dirige de Nueva York a Londres, el policía Bill Marks (...
  • Código Sombra: Jack Ryan
    de Kenneth Branagh

    Jack Ryan es un joven analista de la CIA que descubre un complot ruso con ataque...
  • Cazador de Mujeres
    de Scott Walker

    Basada en una historia real, un policía del estado de Alaska se une a una joven...
Emprendedores LA Business Club

EN CARTÉL | CARTELERA DE CINE
Hombre en Llamas

HACE TUS COMENTARIOS
LEE LA CRITICA DE ESTA PELICULA (clic para ampliar)
Por Maia Ferro

Esta película basada en el libro Man on Fire de A.J. Quinnell, toca un tema muy presente en América Latina y sobretodo en la Argentina: los secuestros. Pero, a pesar de ser un tema tan cotidiano y basarse en una historia verídica, no logra que nos identifiquemos del todo en la misma.

Todo transcurre en la ciudad de México donde un matrimonio (madre Americana y padre Mexicano) de una familia adinerada tendrán que contratar a un guardaespaldas para su hija, que podría ser una víctima más de tantos secuestros. Creasy se convertirá en su nuevo guardaespaldas que en un principio la trata hostilmente pero pronto se harán buenos amigos. La niña de nueve años, creo, la mejor actuación en toda la película, será la típica niña inteligente y fuerte que sabe más que los adultos.
El guardaespaldas- que lo único que sabe hacer bien es matar- no hará bien su trabajo. Pero prontamente pasará a convertirse en héroe y se vengará de todos los culpables.

Para los que esperan acción, lo habrá pero no en la medida esperada, es una película sentimental con apenas un toque de suspenso y una frenética edición.
Hablada mitad en español y mitad en inglés, la película, no nos sorprende demasiado, pero tampoco aburre, y se puede decir que hasta es agradable de ver, tal vez por el retrato de un México religioso donde todo es cuestión de perdones y de Fe y algunos aciertos en los temas musicales, como es el tema de los créditos. Sin esperar, claro está, rupturas con el esquema tradicional de Hollywood.