Twitter  Facebook  Mail
Buscador de Películas
VER LA CARTELERA DE CINE
VER LA CARTELERA DE TELEVISIÓN


INFORMACIÓN DE LOS CINES DE LA CIUDAD


  • Un Traidor entre Nosotros
    de Susanna White

    Una joven pareja británica se va de vacaciones a una pequeña isla caribeña. B...
  • El Contador
    de Gavin O'Connor

    Christian Wolff (Affleck) es un genio de las matemáticas con más afinidad para...
  • Inferno
    de Ron Howard

    El catedrático de Simbología de Harvard, el profesor Robert Langdon (Tom Hanks...
  • Nerve: Un Juego sin Reglas
    de Henry Joost, Ariel Schulman

    Una estudiante de secundario, en su último año se encuentra asi misma atrapada...
EN CARTÉL | CARTELERA DE CINE
El Pacto Infernal

HACE TUS COMENTARIOS
LEE LA CRITICA DE ESTA PELICULA (clic para ampliar)
Por Tomás Sala

Sobran los ejemplos.. Hace unos meses publicamos la crítica de una película de casi idénticas características a Pacto infernal. Se trataba de Noche diabólica, un film de supuesto terror, sumamente olvidable, chata, previsible (guión endeble), llena de caras lindas con pocos dotes para la actuación. En el caso de Pacto infernal, la situación se reitera, sobretodo en este último ítem. Y es que, verdaderamente, entre los protagonistas y el reparto de caras jóvenes todos son bien parecidos y “sensuales”, pero de madera notoria en la parte actoral: tremendas declamaciones, gestos poco creíbles y mohines que exasperan de lo sobreactuados, más que nada por parte del máximo héroe y protagonista de la trama...
La historia viene de legado: en el pasado, cinco familias fundan una comunidad, hoy convertida en ciudad. Dichos fundadores contaban con poderes sobrenaturales, altamente potentes, pero también nocivos para ellos mismos, que heredan sus hijos. Se establece un pacto de silencio, y desde que comienza la película, obviamente, las cláusulas empiezan a rescindirse. El desarrollo es dinámico pero poco interesante, bajo los contextos de siempre: fiesta prohibida, cumpleaños, bares con tragos y música, un par de lugares tenebrosos y no mucho más.
Un film (otro más y van) olvidable, que suma honores en eso de no aportar nada nuevo al género, cada vez más débil y vetusto.