Twitter  Facebook  Mail
Buscador de Películas
VER LA CARTELERA DE CINE
VER LA CARTELERA DE TELEVISIÓN


INFORMACIÓN DE LOS CINES DE LA CIUDAD


  • Amapola
    de Eugenio Zanetti

    Una bella joven es transportada al futuro y puede ver la decadencia de ella y de...
  • Cirque Du Soleil: Mundos lejanos
    de Andrew Adamson

    Dos jóvenes enamorados, separados por avatares del destino, tendrán que viajar...
  • Hermosas Criaturas
    de Richard LaGravenese

    Ethan Wate, un adolescente pueblerino, sueña con escapar de su aburrida vida ha...
  • La Niña del Sur Salvaje
    de Benh Zeitlin

    En una olvidada y orgullosa comunidad instalada en una zona pantanosa, la peque...
Emprendedores LA Business Club

EN CARTÉL | CARTELERA DE CINE
El Gran Pez

HACE TUS COMENTARIOS
LEE LA CRITICA DE ESTA PELICULA (clic para ampliar)
Por Fernando Varea

Un pueblo donde todos caminan descalzos por el capricho de una nena. El dueño de un circo que, de noche, se convierte en un lobo cuya ferocidad se atempera al recibir un poco de cariño. Un joven que acepta gustoso trabajos arriesgados con tal de conocer más datos de la chica que ama. Un poeta cuyo gusto por la aventura lo lleva a robar un banco y convertirse en millonario. Gigantes, brujas, siamesas cantantes, apariciones, bosques misteriosos, casas fantasmales, jardines sembrados de narcisos, pochoclo suspendido en el aire por los efectos de un \"flechazo\" amoroso... todo es posible en \"El gran pez\", porque su tema es la invención de historias. Su protagonista es un tal Edward Bloom (Albert Finney, con el aspecto de Ewan Mac Gregor en su juventud), que narra incansablemente fantasiosas anécdotas, costumbre que su hijo (Billy Crudup) no ve con buenos ojos, hasta que logra entender que esas deliciosas exageraciones pueden ser un remedio para evadirse de los problemas, y que, además (como en las fábulas), algo de verdad puede haber en esos delirios. Todos los trucos, efectos, movimientos de cámara, gags visuales, colorido y sorpresas que Tim Burton despliega para representar esas historias, le dan al espectador la oportunidad de soñar, de hacer volar su imaginación con inocencia infantil, de entregarse encantado a una diversión siempre renovada e imprevisible. Las escenas ?que van alternándose- del protagonista ya anciano y enfermo, con su mujer (Jessica Lange), su nuera y su hijo, parecen importar menos, hasta que encuentran un sentido en el hermoso y conmovedor final. Hay personajes fellinianos y situaciones que traen a la memoria el cine de los hermanos Coen, pero el sello de Tim Burton (\"El joven Manos de Tijera\", \"Ed Wood\", \"La leyenda del jinete sin cabeza\") es inconfundible: aquí pone en juego, nuevamente, su frondosa imaginación al servicio de historias emotivas, con personajes tan extraños e incomprendidos como queribles. En algún momento de \"El gran pez\", se hace referencia a los desproporcionados cuentos del protagonista como \"mentiras entretenidas\", historias que permiten olvidar la realidad pero en las que no todo es falso, sin embargo. Cabe preguntarse: ¿no es eso el cine?